Begoña Velasco

Instituto de Psicoterapia, Trauma y Apego

Cada artículo que escribo lleva tiempo de reflexión, muchas horas en la consulta de escucha y acompañamiento a pacientes de diferentes edades. Desde ahí escribo, para dar voz a esas historias, para que lleguen a otros. Muchos pacientes me piden o les sugiero poder tomar partes de su historia para escribir y que ayude a otros, que de voz a esa voz callada, por miedo, vergüenza, tristeza, rabia, etc. Y ese es el objetivo de este blog, dar voz, mostrar, mover, enseñar, educar, poner información disponible para crecer, reflexionar, indagar internamente, conocerte a ti mism@. Esa es tu responsabilidad, intransferible, nadie puede hacerlo por ti. Cada lunes tendrás una nueva publicación.

SENTIRSE ESCUCHADO.

Mafalda

Para escuchar necesito parar de hablar, hacer un silencio, estar receptivo.

Desde la escucha surge la comunicación, el diálogo, el encuentro con el otro, el amor.

Esta es la historia de una familia:

 

Llora a solas en su habitación, cuando nadie le ve.
Llora escuchando su música, esa música con la que se siente identificado. No hay nadie en su vida que le escuche.
Su padre no sabe escuchar, no escucha. En realidad a nadie, ni a su hermana ni a su madre.

Su padre ha aprendido que ser padre es imponer su voluntad, que tiene la razón por ser padre, sin más. No hay diálogo, su padre dice que sí.
Con su padre no puede dialogar, su padre hace monólogos, cree saberlo todo, cree tener la razón.

Y llora a solas por la noche, en su habitación cuando está seguro que todos duermen, que no le escuchan. Porque mañana seguirá la batalla del pasotismo, de callar, de no hablar, de explotar y gritar. De sentir tanta rabia, tanta ira, tanta impotencia hacia su padre que siente que le va a explotar la cabeza.


Y solo tiene 12 años. Quiere morirse, desaparecer, se siente culpable de todo y sigue sintiendo tanto enfado hacia su padre que cree volverse loco.

Su madre calla. Aprendió a callar, luego cuando papá no está le habla, le trata de convencer para que se adapte, para que entre en razón, para que estudie, para bla, bla, bla, bla.... Su madre tampoco aprendió a escuchar.

La madre desesperada busca ayuda, algo le dice que esto no puede seguir así, siente que su hijo está perdiendo el brillo en la cara, qué está triste, alejado, que pasa muchas horas solo, que no sabe llegar a él.

Y llegan a consulta. Duele escuchar al padre hablar de su hijo y la explicación que da de lo que ocurre. Su opinión de los Psicólogos, la agresividad detrás de sus palabras educadas, la manera de desvalorizar. Él no se da cuenta, está acostumbrado.
Y ella suspira. Y él niega, niega, evita, racionaliza, desvaloriza, ataca educadamente. Y ella calla.

Veo al joven de 12 años, una bomba de relojería. Lleno de tanto dolor, tanta represión, ira, que es capaz de destruirse a sí mismo por el odio tan grande hacia su padre, el enfado a su madre, tanta impotencia, tanto sentirse el malo, el culpable de toda la historia.
El riesgo es elevado.


Él es la víctima, aunque parece que es la fuente de problemas en la familia.

Vuelven los padres a consulta, su hijo está en riesgo. El padre no escucha, habla, bla, bla, bla, ruido y más ruido. Y el drama familiar, una familia rota.
Ella rompe a llorar sin consuelo, agotada, no puede más. Y desde ahí hay posibilidades de ayudarla a encontrar su fuerza interna como mujer y madre para proteger a su hijo, escucharle y darle su apoyo. Un rayo de esperanza.

No hay mucho contacto físico, al padre no le gusta. A gritar y subir la voz le llama hablar con propiedad y tener las cosas claras.
Escasa afectividad. Hablar, hablar, hacer, hacer.
Al padre en su trabajo le va bien, muy bien. Dice que resuelve los conflictos con rapidez y eficacia. Su mujer calla, su hijo llora a escondidas, delante calla, grita, desobedece, reta, se enfrenta al mundo. Su madre desespera.
Su hermana de momento calla y saca buenas notas.

Y seguimos, el padre suelta su discurso mental, con el que somete, no escucha ni se escucha.

Ira contenida que explota. Llanto a escondidas. Y un rayo de esperanza.

Seguimos.

Mantente informado

Si quieres estar informado de las últimas novedades (cursos, talleres, artículos, charlas) no dudes en suscribirte al boletín informativo.

Cómo podemos ayudarte

Intervención Psicológica

Intervención Psicológica

Estos son los servicios de atención psicológica que podemos ofrecerte.

Trauma

Trauma

“Trauma es cualquier hecho que ha tenido un efecto negativo duradero”.
Francine Shapiro.

EMDR

EMDR

Desensibilización y Reprocesamiento.

Terapia Sensoriomotriz

Terapia Sensoriomotriz

La “narrativa somática”.

Curriculum

Testimonios

Cursos

Reservar Cita

Estamos aquí para ayudarte

  • Psicoterapia, Trauma, Apego y Psicosomática.
  • EMDR (adolescentes y adultos), Terapia de pareja y Sexología.
  • Psicoterapia Sensoriomotriz®
  • logo junta de andalucia
    Centros Autorizados NICA 40015 y 46108
    por la Consejería de Salud y Bienestar Social.

Consultas

Necesario cita previa

Marbella

C/ Fuente Nueva 11 Bajo,
San Pedro Alcántara, Marbella (Málaga)

Málaga

Calle Martínez Campos nº 16, 3ºD,
Málaga 29001

Contacto

T. 669 264 922
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Sigueme en Facebook
Consulta por Videoconferencia